Revestimiento continuo para paredes interiores y exteriores que se presenta en baldes listo para ser aplicado con la ayuda de herramientas de mano. Elaborado con rocas seleccionadas y coloreadas por el proceso de color Calcedonia de Tierras Nuestras y polímeros acrílicos que le confiere una textura rustica y colores únicos.
Manto de Piedra jerarquiza el acabado en paredes y permite ser aplicado sobre revoques gruesos fratazados, paredes pintadas, placas de madera, placas de yeso e inclusive sobre superficies antiguas de venecitas o azulejos.
La aplicación es sencilla y requiere el manejo de llana metalica por parte del aplicador, como asi también las reglas del arte de oficio de la construcción y en particular de las terminaciones.